Barcelona ha sido galardonada nuevamente con la certificación de la Biosphere World Class Destination por sus avances en la gestión del turismo ambiental y socialmente sostenible, que repercute positivamente en la sociedad.
Hay 17 ciudades en todo el mundo que cuentan con este título, que reconoce la labor del ayuntamiento a la hora de ofrecer estándares de calidad en cuanto a la oferta y la gestión turística.

 Los requisitos necesarios para obtener esta certificación son los siguientes:

  • Mejoras en la accesibilidad a las playas.
  • Comprometerse con el Plan de acción para la energía sostenible y el clima.
  • Descentralización del turismo hacia los barrios.
  • Iniciativas innovadoras.

Por esto y mucho más, es por lo que podemos disfrutar de un turismo sostenible en Barcelona.

Pero ¿qué es el turismo sostenible y cómo podemos hacer turismo sostenible?

¿Qué es turismo sostenible?

La Organización Mundial del Turismo (OMT) define el turismo sostenible como “aquel que pretende satisfacer las necesidades de los turistas, así como de los destinos turísticos, protegiendo e incrementando las oportunidades de futuro.  Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida”.
El objetivo del turismo sostenible es maximizar los beneficios del mismo, al tiempo que se minimizan sus impactos negativos sobre el medio ambiente y la cultura local. Para lograr este objetivo, un recurso debe ser explotado a un ritmo que no supere su límite de renovación. Dicho de otro modo, debe fomentarse un turismo que minimice el impacto medioambiental y respete la cultura y los ecosistemas locales. Además, es importante el beneficio económico de generar puestos de trabajo e ingresos locales.

¿Cómo podemos hacer un turismo sostenible en Barcelona?

Ahora que ya sabemos la definición exacta de turismo sostenible, la pregunta que debemos hacernos es ¿cómo podemos ponerlo en práctica?, ¿qué podemos hacer como individuos para ayudar a mejorar este panorama? La respuesta es sencilla: podemos practicar un turismo sostenible consciente para mejorar la vida de las comunidades que visitamos y conservar su entorno. 

Si te interesa saber de qué manera puedes colaborar con el planeta, sigue leyendo los consejos que te damos a continuación.

    1. En primer lugar, respeta a las personas que viven allá donde vayas.Las personas que hacen que un destino sea único son tan importantes como el propio destino, así que tenlas en cuenta a la hora de planificar tu viaje, habla con los lugareños, escúchalos con atención y aprende de ellos todo lo que puedas, porque tienen mucho que ofrecer. Y recuerda, siempre desde el respeto, la amabilidad y la humildad.
  1. Apoya la economía local.Un proceso de fabricación ético es aquel en el que la explotación humana y animal no está presente en ninguna fase de la cadena de trabajo, en el que se respeta el medio ambiente y en el que se utilizan materias primas respetuosas con el medio ambiente, por lo que siempre que vayas a comprar algo, fíjate en que sea sostenible.
  2. Visita las zonas menos concurridas.El turismo está aumentando en las ciudades y, como consecuencia, los residentes están perdiendo calidad de vida, ya que las calles se llenan de visitantes y los precios de los alquileres suben, haciendo imposible la vida normal en las zonas más céntricas de la ciudad. Por lo que si hacemos el “esfuerzo” de visitar otras zonas, colaboraremos mejorando la calidad de vida del lugar.
  3. Utiliza los medios de transporte más sostenibles.No todos los medios de transporte son tan contaminantes o perjudiciales para el medio ambiente, por lo que las mejores opciones para desplazarse siempre serán aquellas que no requieran ninguna energía, como nuestras propias piernas o una bicicleta, que sólo requieren nuestra propia fuerza muscular.


Por último, sólo nos queda desearte unas felices vacaciones y una agradable y sostenible estancia haciendo turismo sostenible por Barcelona.