¿Dónde podemos ir a tomar algo? Seguro que muchas veces te has hecho esa pregunta. Hoy te proponemos una ruta por bares originales y curiosos de Barcelona. Lugares excéntricos y retros de nuestra ciudad dónde pasar un buen rato en compañía de tus amigos.

The Bike Club, bicis y café

Carrer de Sepúlveda, 6

Aunque es una moda que empezó en Londres, Barcelona acoge ‘The Bike Club’, un espacio que te permite tomar una cerveza, un café, un zumo o un trozo de pastel hecho en casa, o sus gustosos tacos mexicanos mientras te están poniendo a punto tu bici.
Además, este ‘cycle café’ (el término popular con el que se conoce a estos lugares) también ofrece wifi y iPads gratuitos para poder consultar la ruta. ¡Seguro que la espera para recuperar tu bici no se hará eterna!

El Bosc de les Fades, un lugar mágico en el centro de Barcelona

Passatge de la Banca, 7
Bares originales Bosc fades Barcelona

A pocos pasos de la Rambla, en una callejuela alejada del barullo, encontramos uno de los bares con una decoración más excéntrica de Barcelona. Al entrar al interior del bar, nos sumergimos en un auténtico mundo de fantasía, donde estaremos rodeados de árboles salvajes, viendo las estrellas en el techo u oyendo un grupo de grillos cantando a nuestro lado.

Aunque los precios no son muy económicos, merece la pena tomarse un café, una copa o un bocadillo en ese ambiente. Y si prefieres disfrutar el ambiente nocturno, no te pierdas algunos de los cócteles que ofrecen cuando se pone el sol.

Bharma, “Perdidos” en un bar

Carrer de Pere IV, 93

Bares curiosos: Bharma Barcelona

Si eres fan de Perdidos, este es tu sitio. ¡Y además está situado a tan solo 10 minutos a pie de Twentytú Hostel Barcelona! El bar Bharma es el único de la ciudad dedicado a este fenómeno, con múltiples decoraciones en el interior como, por ejemplo, el avión de Oceanic incrustado en la montaña, la escotilla o la carta de Sawyer, entre otros tesoros.

No puedes dejar de probar las distintas cervezas de Bharma. Según sus dueños están elaboradas en la Roca Negra que encalló en la isla debido a la capacidad que tienen de atraer embarcaciones y aviones con su campo magnético.

¡Y atención si visitas el servicio! Dentro de ellos puedes escuchar el sonido del “humo negro” proveniente de “el monstruo”, uno de los principales misterios de la Isla.

Las Cuevas de Sorte, la gruta del Gótico

Carrer d’en Gignàs, 2,

Este bar es un agujero esculpido en la piedra de la calle Gignàs, en pleno barrio Gótico, y una de las joyas más escondidas de Barcelona. Una vez traspasamos la puerta de madera, la cueva está decorada como si fuera una gruta ancestral. Un sitio pintoresco que merece la pena acompañar con un exquisito mojito o un zumo de frutas.

Sor Rita, la virgen de los libertinos

Carrer de la Mercè, 27

Bar Barcelona Sor Rita - Twentytu albergue

Si Almodóvar tuviera un bar en Barcelona, ese sería el Sor Rita. Un lugar lleno de decoración kistch, zapatos de tacón en el techo, purpurina, paredes de leopardo, fotos de divas del siglo XX… y al final de la sala Sor Rita, su musa rezando plegarias nada convencionales.

Música de los 60, 70 y 80 para los más melancólicos y cócteles para todos los gustos. No dejes de visitar sus noches temáticas con karaoke, tarot ¡y hasta espectáculos de cabaret!

Les Gens que J’aime, un local para bohemios

Carrer de València, 286

Sillas, sillones de terciopelo rojo y moqueta son los protagonistas de este tradicional pub de los 60. Está a pocos pasos del concurrido Paseo de Gracia, pero cuando entramos en él nos anclamos en el tiempo en un ambiente parisino.

Si al leer la carta no sabes que pedirte, te recomendamos deleitar tu paladar con un Daiquiri de Fresa. El bar es muy pequeño, así que no conviene ir demasiado tarde si quieres encontrar sitio.

¿Con cuál te quedas? En Barcelona hay bares para todos los gustos que merecen una visita durante tu visita a la ciudad. ¡Salud!