Uno de los placeres de ser turista en una ciudad es pasear sin parar por sus calles y descubrir pequeños tesoros escondidos. Alguna de estas joyas de las grandes ciudades, y que los ciudadanos a veces no prestan atención, son las esculturas que las decoran. En este caso hablamos de Barcelona donde puedes encontrarte el Gato de Botero, la Cabeza de Barcelona de Lichtenstein o el Pez de Frank Gehry.  ¡Empezamos el tour!

El Gato de Botero

Para hacerte una foto con este espectacular animal tendrás que ir hasta la Rambla de Raval. Una curiosidad de esta escultura es que ha estado buscando su sitio durante años, ha pasado por la Ciutadella, Drassanes  y también por el Estadio Olímpico. Finalmente se decidió colocarlo de forma definitiva la final de la joven Rambla del Raval donde destaca por su grandeza y gordura. ¡No te cortes y sácate una foto con él!

El Mamut de 1907

mamutbcn

No dejamos de lado los animales para hablaros de este impresionante mamut de más de tres metros de alto. Situado en el Parc de la Ciutadellla, se ha convertido en visita obligada para grandes y pequeños.

El Pez de Frank Gehry

pezbcn

En este caso hay que utilizar un poco la imaginación para poder ver un Pez en la escultura del famoso arquitecto Gehry. Si vas a la playa de la Vila Olímpica no te será difícil de localizar gracias a su color cobre y su gran estatura.

La Cabeza de Barcelona de Roy Lichtenstein

carabcn

Si sigues andado por la costa y llegas hasta el Port Vell podrás ver esta obra del autor norteamericano. Lichtenstein quiso hacer un homenaje a la ciudad a las puertas de celebrar los juegos Olímpico de 1992, y a su arquitecto más famoso: Antoni Gaudí. Sin dejar de lado la corriente artística del pop Art y sus influencias en el mundo del cómic, Lichtenstein creó esta escultura que destaca por su colorido y su gran tamaño.

La Dona i Ocell (Mujer y Pájaro) de Joan Miró

donabcn

Y terminamos nuestro tour artístico con un artista barcelonés, Joan Miró.  Con un poquito de imaginación conseguiremos ver, a través de esta obra imponente y de colores brillantes, la figura femenina culminada por el pájaro. Todo un referente de los iconos artísticos de la ciudad de Barcelona situado en el Parc de Joan Miró cerca de la Plaza Espanya.

Estas son algunas de las obras de arte repartidas por Barcelona, pero sin duda hay muchas más seguiremos el tour en otro artículo. Y si prefieres el arte más independiente puedes leer el post Street Art.