Estos días Barcelona saca a relucir su parte más gastronómica a la calle para recibir la 6ª edición de la feria “Mercat de Mercats” (Mercado de Mercados). Del 23 al 25 de octubre la plaza de la Catedral de Barcelona se llenará de sabores y colores del mundo para dar a conocer la gran variedad de productos que forman parte de la dieta mediterránea.

mercats

 

Esta edición está llena de novedades como: la iniciativa de “País invitado” con el cocinero peruano Gastón Acurio, el “Producto estrella”, los “Artistas del Mercado”, o la zona de degustación Europa-América. Todo un programa de actividades con Aulas Gastronómicas, demostraciones con cocineros, ponencias y sobretodo, buen producto para comprar y degustar.

Barcelona siempre ha sido un referente en cuanto a la extensa red de mercados que forman los barrios de la ciudad. Os dejamos algunos de los más emblemáticos que no puedes dejar de visitar.

Mercat de la Boqueria

Es el templo de los mercados y por lo tanto, uno de los sitios más visitados de Barcelona. Está alojado en un antiguo convento pero el edificio actual data del siglo XIX. Perderse por las callejuelas que forman las paradas a veces puede parecer un poco engorroso debido a la gran afluencia de visitates. Pero vale la pena relajarse, y dejarse llevar por los olores y colores que dejan a su paso las más de 250 paradas que lo forman. Si encuentras sitio, no dudes en hacer una tapa en alguna de las barras-restaurante del mercado.

Mercat de Sant Antoni

Situado en el límite del barrio del Raval y la Eixample, el mercado de Sant Antoni es uno de los referentes de Barcelona por su actividad durante los domingos. Justo al alrededor del edificio emblemático se sitúa un mercado alternativo ideal para los amantes de los libros, cómics, monedas, sellos y vinilos. Un lugar de intercambio que poco a poco se ha convertido en un mercado de segunda mano donde podemos encontrar incluso ropa.

Actualmente se está rehabilitando y se prevé su total apertura para el 2016.

Santa Caterina

santa-caterina

Diseñado para verse desde el aire, el mercado de Santa Caterina te transporta a un huerto de colores y formas onduladas. Bajo su tejado se esconde un magnífico restaurante llamado “Cuines Santa Caterina”.  Con productos naturales podemos degustar platos de todo el mundo a través de una carta práctica, sorprendente, y deliciosa.